El futuro de las ciudades inteligentes va ligado a nuevos conceptos de movilidad y desplazamiento para los ciudadanos.